jueves, 13 de enero de 2011

¿En vía muerta?


Escribía uno hace un mes en la tribuna del ‘Diario de León’ que ante el inminente fin de la minería, entre las posibilidades que existen ya al alcance de la mano, “ahí está la Ciudad de la Energía, con la que hay que concretar propuestas como un posible enlace a través del tren turístico que dé pie a más, y ahí están las posibilidades de aprovechar los recursos turísticos que pasan, en un principio, por la declaración urgentísima como Parque Natural”.

Y ahora sabemos que una vez más la Junta de Castilla y León ha encargado y adjudicado un nuevo estudio de viabilidad técnica y jurídica del manido proyecto del tren turístico de Ponferrada a Villablino. El estudio viene a costar casi nada, 93.800 euros, pero no se preocupen porque la previsión era gastar 140.000, de manera que no hay de qué quejarse.

Cada vez que llegan las elecciones este proyecto es sacado de la chistera por todas las administraciones y, por si acaso, la alcaldesa de Villablino ya se ha hecho un homenaje en las páginas del papel de rotativa diciéndonos que lo del nuevo estudio es una “magnífica noticia”, aunque nos falta “ver si al final sale adelante”. Para la regidora solamente cabe esperar “que este tipo de iniciativas den un impulso a las comarcas y puedan dinamizarlas, como es el caso de Laciana y sus zonas limítrofes”.

Pues se tendría que haber puesto manos a la obra la alcaldesa hace cosa de cuatro años, si es que sabe, porque uno lo duda. Parece que lo lógico sería buscar la implicación directa de la Ciudad de la Energía, que abrirá una parte de su museo nacional esta próxima primavera. Cabe pensar que este museo recibirá todos los años miles de turistas, un porcentaje de los cuales podría ser redirigido hacia esta línea de tren como un anexo al museo. Villablino debería tomar, como municipio de mayor entidad de todos los del recorrido del tren y sobre todo como principal interesado, este proyecto como prioritario del máximo nivel. ahí es, entre otros aspectos, donde tienen que invertirse los fondos Miner. Como parece también evidente que el desarrollo urbanístico futuro de Villablino caminará en dirección a la antigua estación del tren, sólo cabe una planificación seria encaminada a conseguir una armonía y reestructuración de una zona muy degradada, enlaces con diversas rutas para los visitantes, museos originales y no mineros que ya hay muchos. Como principal argumento a favor estará siempre el dato conocido de que líneas turísticas de menor envergadura, recorrido y espectacularidad paisajística que esta, alguna en el País Vasco, tienen una media de 50.000 visitantes anuales.

¿Volverá a estar el tren turístico en vía muerta dentro de seis meses, cuando pasen las elecciones y toda su parafernalia? Ojalá que por una vez no.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El final del comentario, en vez de en interrogación, casi era mejor que lo hubieras puesto como afirmación. Casi seguro que volverá a quedar todo en agua de borrajas y volveremos a lamentarnos de muchas cosas, pero de momento no se ve una solución inmediata. Lo único que está claro, es que Laciana sigue degradándose, perdiendo población, quedándose sin iniciativas que mejoren la situación. Cuantas cosas están pendientes de realización?, Cuantas promesas incumplidas?. Hasta cuando?.Como es posible que los fondos Miner vayan a otras localidades que no tienen nada que ver con la minería?. ETC.ETC.ETC......Paciencia.
!!!PORCA MISERIA¡¡¡