martes, 18 de enero de 2011

A la opinión pública de Laciana


Durante el último lustro y tras el cierre de sus aulas, el edificio del antiguo colegio del Campo de las Escuelas ha sufrido un deterioro notable por el nulo cuidado que su propietario, el Ayuntamiento de Villablino, ha puesto en él. Un edificio que, si bien tiene una antigüedad de poco más de cincuenta años, resulta emblemático para no pocos de los habitantes de esta comarca que se han formado en sus aulas. Pero también un edificio que resulta ser, a todas luces, uno de los mejores -si no el mejor- elementos del exiguo patrimonio municipal y un ejemplo de esas sencillas pero eficientes y agradables construcciones escolares que dejaron de hacerse lamentablemente hace ya muchos años.

Los recortes de los presupuestos estatales, los retrasos reiterados respecto a unos plazos que cada vez se alargan más y la carencia de una dotación presupuestaria formal hacen ver cada vez más lejos que el Parador Nacional de Turismo prometido por el Presidente del Gobierno para Laciana. Frente a las remodelaciones en los Paradores de San Marcos y Villafranca del Bierzo y la construcción del de Corias, del de Villablino se hacen declaraciones apabullantes a pesar de ser todavía algo totalmente virtual. La única realidad en el último año ha sido que los 12 millones de euros previstos se han quedado, oficialmente, en 250.000 euros. Y la que parece inminente demolición, sin que a la fecha haya una realidad seria y comprometida documentalmente, es decir, la certeza inamovible de que esa demolición irreversible conllevará algún beneficio para la comarca a largo plazo.

Exigimos por medio del presente escrito que el edificio no sea demolido salvo que exista ese compromiso de manera oficial, fehaciente y por supuesto pública. Como todos los cargos públicos tienen la obligación de velar por los bienes patrimoniales de la administración a la que representan, de ello responsabilizamos y hacemos partícipes a todos y cada uno de los integrantes de la Corporación Municipal.

Daniel Morales López, José Rodríguez Álvarez, José Luis García Gurdiel, Luis Díez Martínez, Amador González Collar, Antonio Almarza González, Manuel Lastra Díaz, Saturnino López Cosmen, Pedro Bardón Álvarez, María Ángeles Prieto Zapico y Víctor del Reguero, vecinos del Valle de Laciana

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Firmantes de ese escrito para la conservación del edificio: daros una vuelta por el patio del colegio y podréis comprobar como tres máquinas lo estan convirtiendo en escombros. Comentais que puede ser uno de los mejores elementos del patrimonio local.
Ya lo malo no es que desaparezca, creo que aún es peor que no se haga nada sobre el solar, ya que con el presupuesto para 2011 no da ni para hacer cuatro líneas en un papel. Parece ser que el proyecto se dilatará tres o cuatro meses, en principio y luego otros tres o cuatro, lo que quiere decir que en 2011, nada de nada. Veremos si en 2012 se logra hacer algo.
!!!LA NIEBLA NO DEJA VER ¡¡¡¡

GRICHANDANA dijo...

Ante la bochornosa aparición de tres monstruos de acero derribando parte de nuestra más reciente historia, uno sólo cabe preguntarse varias cosas, no sin que asomen tímidamente las lagrimas a nuestros ojos al ver desaparecer el CAMPO DE LAS ESCUELAS.
- No es extraño que se tengan que para la realización del futuro parador de Villablino, tan sólo existan 250.000€ y se gasten e derruir un edificio que bien valdría para otro fin?
- No sería mejor, más rápido y más barato haber comprado un solar y gracias al interés del presi, ya tendríamos nuestro parador?
- No sería estupendo, poder celebrar la victoria electoral en el jacuzzi del parador, rodeados de todos los compañeros...?, Baje de la nube que no va a poder ser, como no hay edificio, ni uno ni otro, no lo va a poder celebrar, ni las primeras que las va a perder, ni las segundas, a las que no la van a presentar.
- No es extraña la coincidencia con la situación de hace unos años con su compañero de partido, que también tiró el puente del ferrocaril a la altura de Villager, y sólo sirvió para gastar dinero, ya que el puente se volvió a hacer, el polígono está como está y el resultado electoral lo recogió en un cesto sin culo. Tenga cuidado que la historia es muy caprichosa, y tiene la costumbre de repetirse cíclicamente...
- Nadie de la su equipo de gobierno sabía qué hacer con este edificio sino derribarlo? Pues tal vez estarían todos ustedes mejor en su casa, ya que sin ideas no se puede gobernar.
- No les parece un poco extraño, que de repente aparezca un enorme SOLAR en el centro de Villablino, sin saber qué hacer con él? No se dejen tentar porque estamos aquí.

EXTRAÑAS COINCIDENCIAS!!!!